Iniciar sesión
Mapa web
Contacto
Centros
Aviso legal

La rehabilitacion es lo que tiene...

Zaragoza, 1 de diciembre de 2008. Las Escuelas Taller, en su mayoria, se dedican a formar a sus alumnos mediante la ejecución de obras de rehabilitación en edificios con largos periodos de abandono y, generalmente, antiguos, buscando generalmente aquellos de más valor patrimonial.

Estas construcciones se realizaron en su momento mediante tecnicas de ejecución (incluida la seguridad) muy diferentes a las que hoy se utilizan de forma habitual, lo que nos enfrenta muchas veces a situaciones complejas cuando derribas un falso techo o descubres el enfoscado de un muro antiguo. Hablamos de estructuras de cubiertas singulares, a forjados en condiciones de deterioro no previstas, a fábricas donde aparecen todo tipo de materiales mezclados y casuísticas muy diversas.

Estas situaciones hacen de las tareas que se ejecutan en las Escuelas Taller unas labores muy singulares que enriquecen la formación del alumno y que se salvan con la experiencia y conocimientos de los profesores con los que contamos.

Es el motivo de estas letras dos situaciones recientes habidas en las obras que se llevan a cabo en la Finca Gran Capitán por parte de la Escuela Taller Gran Capitán II: la situación de dos de las principales vigas de madera que sujetan la cubierta del espacio destinado a vestíbulo del futuro centro y el estado de las vigas de cemento pretensadas que conforman el forjado añadido de la actual capilla.

En el primero de los casos se trata de reforzar las vigas podridas, previo apeo de la estructura, mediante perfilería metálica falcada con obra de ladrillo macizo para conseguir la descarga del peso de la cubierta tal y como se aprecia en las imágenes.

Falcado de ladrilloFalcado de ladrillo

En el segundo caso, se trata del desmontaje no previsto de un forjado, aparentemente sano, debido a la rotura de las vigas de cemento, debido a la existencia de unas cargas para las que no habían sido calculadas, que en el futuro afectaría al hierro que las pretensa. La solución adoptada por la dirección de obra ha sido la sustitución del forjado.

FORJADO VIVEROForjado vivero

Se trata, especialmente el primero de los casos, de una situación que exige una solución tan particular, que rara vez nuestros alumnos se encontrarán con una tarea similar, lo que aporta una riqueza a este programa que debemos valorar.