Iniciar sesión
Mapa web
Contacto
Centros
Aviso legal

Escuela Taller Ricardo Magdalena

Hacer posible el acceso al mercado de trabajo a los jóvenes gracias a la posibilidad de recuperar viviendas, se nos plantea como una opción tremendamente interesante. No sólo confiere ese grado de conocimientos y experiencia necesarios sino que, además, ayuda a conservar y embellecer el patrimonio cultural aragonés. De esta manera, se aborda de manera eficaz la incorporación de personas que se tienen que enfrentar, posiblemente, a su primer empleo partiendo de la inmediata realidad. Supuesto éste de las Escuelas Taller muy aprovechable, que da qué pensar de cara abordar el tema de reducir la tasa de paro y aumentar la incorporación a los puestos de trabajo.


En el caso que nos ocupa, la Escuela Taller Ricardo Magdalena, se contempla la perspectiva desde el campo de los oficios tradicionales. Profesiones como albañilería, carpintería y cerrajería son muy demandadas. Luis Benedicto Ortiz es el director de la Escuela Taller Ricardo Magdalena. De origen turolense, estudió siempre en Zaragoza. Se licenció en Ciencias Empresariales con la especialidad de Financiación; pero después de un breve paso por una empresa del antiguo Instituto Nacional de Industria a la que accedió como becario en el año 1992, pasó a dedicarse a la Enseñanza en un Instituto de Barcelona. Posteriormente conoció el programa de las Escuelas Taller en Cataluña (Berga, El Prat, etc.) y optó por la Dirección de la Escuela Taller de Calatayud, donde ha permanecido durante 4 proyectos consecutivos, desde 1995 hasta 2003. Actualmente, dirige la Escuela Taller Ricardo Magdalena, promovida por IMEFEZ. Amablemente departió acerca del proyecto, de la andadura recorrida y de lo que significa esta experiencia.

Proyecto


¿Cómo nace el proyecto “Ricardo Magdalena”?

Nace con la idea de establecer un proyecto que lleva IMEFEZ hace algún tiempo, que es tener tres centro de formación y tres escuelas taller. Ya existía la Escuela Taller “Duquesa de Híjar”, Escuela Taller de la entidad promotora IMEFEZ. Después, desde los servicios centrales del Ayuntamiento, se traspasó la gestión de la Escuela Taller Casco Histórico. Entonces faltaba una para completar las tres escuelas taller que quería IMEFEZ y se propuso la promoción de la Escuela Taller Ricardo Magdalena.

¿Qué demandas pretende cubrir la Escuela Taller “Ricardo Magdalena”?

Las demandas de formación en oficios tradicionales como son la carpintería, la forja, estructura metálica, pintura tanto decorativa como de obra, para jóvenes, entre 16 y 24 años, que están buscando bien su primer empleo o su formación para poder acceder al mercado laboral no desde el escalón más bajo sino desde un punto de vista más alto.

¿Qué instituciones participan en el programa?

El Instituto Municipal de Empleo y el Instituto Aragonés de Empleo. Uno es la entidad promotora, que es el IMEFEZ, que solicita la escuela taller al Instituto de Empleo y éste lo concede. Son las dos instituciones de las que depende la Escuela.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a los cursos?

En principio, la edad es entre 16 y 24 años. La situación laboral tiene que ser de desempleo. Se tiene especial consideración con situaciones más desfavorables y, después, desde el punto de vista personal se necesitan muchas ganas de aprender, de formarse y de afición a los oficios tradicionales.

Los cursos van dirigidos a jóvenes mayores de 16 y menores de 25, ¿cuál es la media de edad de los talleres?

La mayoría de los alumnos tiene dieciséis años, alguno diecisiete. El 50% tendrá dieciséis, y entre dieciséis y diecisiete estará el 90%. Es una media de edad baja.

Preparación


La duración es de dos años, desde el 10 de Diciembre de 2003 hasta el 9 de Diciembre de 2005. ¿Lo consideran suficiente o creen que debería ampliarse para mejorar la preparación de los jóvenes?

Esta es una pregunta que siempre nos hemos hecho porque hace ya unos años, cuando nació el programa de las escuelas taller, el período era de tres años. Después, disminuyó a dos años. ¿Es tiempo suficiente? Siempre se tiene que estar formando uno. Es mejor estar tres años que dos. Posiblemente, esto haya ido en contra de lo que luego a nivel de alumnado hemos tenido. Al principio, teníamos alumnos de edades comprendidas entre 23 y 27 años que, a lo mejor por esa madurez, con dos años de formación tenían suficiente para después salir al mercado laboral. Ahora la edad de los alumnos es mayoritariamente de 16 años y, en lugar de los dos años que dura, no estaría mal que fuese de un año más, de 3 años, para ya salir con una edad suficientemente madura para enfrentarse al mercado laboral con una formación más completa.

¿Qué formación reciben los alumnos?

Además de la formación en la especialidad que han elegido, reciben formación destinada a obtener la certificación en secundaria obligatoria los que no lo tienen. Anteriormente, cuando existían las pruebas de formación profesional, se les preparaba para obtener el primer grado de formación profesional. Ahora, con la LOGSE, esto ha desaparecido y estamos a la espera de ver lo que se puede hacer desde las escuelas para preparar a los alumnos en especialidades a través de la vía de ciclos formativos regulados por la LOGSE. Reciben un módulo de alfabetización informática, formación empresarial, formación en técnicas de búsqueda de empleo.

{mospagebreak }Trabajo


Antes ha comentado que el programa contempla técnicas de búsqueda de empleo y también de cómo orientarse en el mercado laboral. ¿Podría explicarnos brevemente de qué manera desarrollan esta parcela?


La parcela dedicada a las técnicas de búsquedas de empleo es tan amplia como ir a la calle y buscar trabajo a pie de obra, saber leer e interpretar los anuncios en la prensa, saber utilizar los sistemas de búsqueda de empleo que nos ofrece el IMEFEZ o INAEM en sus oficinas. Otra manera es a través de páginas web, de consultas telefónicas.

¿Existe algún acuerdo con empresas del sector para que los jóvenes se incorporen una vez finalizados los dos años?


No, todavía no. Por lo menos desde la dirección de la Escuela no se ha puesto en marcha ningún procedimiento de contactos con las empresas. Es una cosa que ha medida que vaya transcurriendo el tiempo, los alumnos estén ya definitivamente establecidos y el proceso formativo de la Escuela más consolidado, sí que se establecerá.


¿Cuál es el grado de demanda laboral que tienen los oficios que desempeñan los alumnos?


Sobre todo, con el tirón de la construcción, en la albañilería es muy alto. Se está construyendo mucho. La construcción está tirando de la economía. La empresas están demandando mano de obra y, cuanto mejor preparada esté, más posibilidades de encontrar un buen trabajo.

El sector de la construcción entraña riesgos. ¿Qué importancia se le concede al apartado de la seguridad en el trabajo desde la Escuela Taller?


Es principal. De hecho, cuando se incorporaron los alumnos lo primero que se hizo fue tratar el tema de la seguridad y, después, posteriormente, se está trabajando sobre eso. Hay que hacerles ver los riesgos que el oficio conlleva, el respeto que hay que tenerle a la profesión, a la maquinaria, a los andamios. Es una formación continua que no se abandona ningún día.

¿Cuál es la obra en la que están trabajando?


Ahora estamos en los seis primeros meses en los que se está haciendo sobre todo formación en talleres. Poco a poco, estamos pasando a pequeñas obras reales. Se esta estudiando la forma de acometer la obra definitiva que es la nave de la ternera del Antiguo Matadero.

¿Reciben los alumnos alguna beca o ayuda por parte del Ayuntamiento?

Beca por parte del Ayuntamiento, no. La beca la reciben en los primeros seis meses de formación por parte del Instituto Aragonés de Empleo. En esos seis primeros meses de formación reciben una beca de asistencia y, después, a partir del séptimo mes es el Instituto Municipal de Empleo el que los contrata con un contrato de formación. En esa situación están desde el séptimo mes hasta que acaban la Escuela.

Análisis

¿Cuál es el mayor problema con el que se han encontrado hasta ahora?

El mayor problema es sobre todo lo relacionado con la acometida de la obra, su organización, porque es un proyecto importante, es una obra en altura. Es muy bonita, pero es complicada. Lleva una logística difícil de planificar, más teniendo en cuenta que los que la van a ejecutar son alumnos.

¿Se muestran satisfechos con la atención que prestan los alumnos a los cursos?

En este momento que han pasado ya 4 meses desde que empezó la Escuela, sí. Debido a la edad vienen muchos alumnos con una desorientación grande, encuentran que, a lo mejor, aquello que han elegido no es lo que ellos pueden realizar. Los oficios son duros y hasta que no se empieza a trabajar en ellos no se puede dar cuenta de lo que el oficio exige. A medida que va transcurriendo el tiempo, los que se van quedando tienen ya muy claro que es lo que quieren y eso aumenta la atención y la calidad de la formación.

¿Cómo calificaría hasta este momento la experiencia de la Escuela “Taller Ricardo Magdalena”?¿Se van cumpliendo las expectativas?

La experiencia ha sido buena. Tenemos unos talleres aceptables, en condiciones. El profesorado es excelente, con muy buena disposición, con experiencia en lo que es la formación y con muchas ganas de continuar y de empezar ya la obra definitiva.