Iniciar sesión
Mapa web
Contacto
Centros
Aviso legal

160 alumnos en Aulas Taller para el curso 2006-07

La pasada semana se autorizó a 160 alumnos de diversos institutos de la ciudad a que comiencen el curso que viene los programas formativos de Aulas Taller, promovidos por el Ayuntamiento de Zaragoza a través del IMEFEZ. En total, 14 centros concertados y 30 institutos de secundaria, habían propuesto a más de 200 alumnos para realizar el curso que viene esta medida educativa. Los alumnos que participan en esta modalidad, mantienen su matrícula en el Centro de Enseñanza o Instituto, pero asisten y reciben la enseñanza en el Aula Taller de uno de los 12 Centros Sociolaborales que conforman la Red Municipal.

Este tipo de escolarización externa fue regulado por el Gobierno de Aragón hace cinco años dentro de las medidas de atención a las necesidades educativas del alumnado en Educación Secundaria Obligatoria. Desde entonces, curso 2001/02, 850 alumno/as de la ESO, han realizado su último año de Enseñanza Obligatoria en un Centro Sociolaboral, cambiando “los libros” por “las herramientas” y preparándose para su ingreso en el mercado laboral.

Este tipo de intervención de carácter compensatorio ya venía realizándose desde 1985, cuando el Ayuntamiento de Zaragoza y algunas entidades sociales se unieron para que los alumnos “incómodos” en los centros de enseñanza pudieran acabar su periodo de escolarización obligatoria con un aprovechamiento práctico que les permite enfocar su inserción en el mercado laboral con una primera capacitación, o continuar su formación profesional en programa de Garantía Social o de Formación Ocupacional.

El Ayuntamiento de Zaragoza, que incluyó esta actuación en el primer Plan Joven de la Ciudad que se aprobó en 1987, la trasladó al IMEFEZ después de su creación, en el año 2002, invirtiendo en la misma más de un millón de euros para una intervención que integra lo educativo, lo social y lo laboral en un mismo proyecto.

La Escolarización Externa es la última de las modalidades organizativas, que pueden aplicarse para evitar procesos de desescolarización y dar respuesta a las necesidades educativas del alumnado con dificultades de inserción social o de adaptación al Centro de Enseñanza.

Las propuestas, debidamente informadas por los Centros y por el Inspector de Educación, llegan a través del IMEFEZ a los Centros Sociolaborales, que confirman la idoneidad de su incorporación al mismo. Finalmente la Comisión Técnica Regional, supervisa todo el proceso.